Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 28 de diciembre de 2011


Este mensaje es para todos aquellos seres que tengan ambiciosos proyectos en mente pero que por cuestiones que desconozco no se atrevan a dar el paso definitivo e ir a por su logro.

Así es, en estos últimos días, después de haber recibido decenas de felicitaciones por haber escrito y publicado mi libro, en ese mismo instante en el que me felicitabais por ello, también muchos de ustedes me comentabais que es vuestro sueño de toda la vida escribir un libro. Otros me comentabais que vuestra verdadera vocación y vuestro mayor deseo es el de mostrar al mundo vuestro arte, vuestra valía, vuestra inteligencia, vuestro humor…

¿Saben que os digo? ¿Quieren saber que es lo que se pasa por mi mente en este mismo instante?
Pues lo primero que se ha pasado por mi mente ha sido el pensamiento de que si yo he podido, ¡tengan por seguro que cualquiera de ustedes también PUEDE!
En serio, si vuestro más anhelado sueño es cantar, bailar, dibujar, dar forma a la arcilla, escribir, hacer reír a un gran número de personas, construir barcos, aviones, casas, puentes… si vuestra pasión es la de viajar por el mundo y conocer gente, aprender de nuevas culturas, experimentar nuevas sensaciones, pues no me queda más remedio de insistir, y os digo, ¡háganlo! ¡PUEDEN!
Eso si, seré sincero y muy clarito, no lo intenten si no están CONVENCIDOS, si no SIENTEN, si no CREEN  en que pueden lograrlo, ni en ustedes mismos.
Lo más importante es que crean en ustedes, en vuestro potencial, en el que ya conocen, y también en el que están a punto de descubrir. Deben de sentir desde el alma, desde el corazón, que PUEDEN conseguir alcanzar y hacer realidad vuestro sueño, y deben estar convencidos fervientemente de que lo conseguirán.
Transformen el sueño en una meta, y vayan a por ella, con entusiasmo, con optimismo, con decisión y seguros de ustedes mismos. Y si surgen adversidades, que surgirán en un 99% de probabilidad, no decaigan, sino todo lo contrario, levántense, analicen los posibles errores, aprendan de ellos, y vuelvan a caminar por el sendero que os conduce hasta vuestra gloria.
Estoy convencido al 100%, que PUEDEN hacer realidad sus sueños, si CREEN ardientemente y SIENTEN que es posible.

¡¡Gracias por estar ahí!!

Frank González

No hay comentarios:

Publicar un comentario